La prestación por desempleo es una de las ayudas que mejor recibimiento tiene por parte de los trabajadores en España. En términos sencillos se define como una ayuda económica a todas aquellas personas que se encuentren sin trabajo, por lo que a final de cuentas resulta bastante útil para la cotidianidad.

Sin embargo para solicitar esta ayuda se deberán cumplir con ciertos requisitos. Esto se debe a que dicha prestación se encuentra pensada para los trabajadores que pierden su empleo, por lo que si nunca has trabajado es imposible obtenerla. Si no conoces muy bien las exigencias de la Seguridad Social, a continuación te comentamos los puntos más importantes.

Afiliación en la Seguridad Social

Lo primero a destacar es el hecho de que la prestación por desempleo se encuentra destinada a las personas que estén de alta en la Seguridad Social. A final de cuentas es el organismo que regula el aporte que cada ciudadano hace a la comunidad y que regula los diferentes beneficios sociales que corresponden como trabajador.

Por lo tanto el requisito inicial será formar parte de este organismo y estar afiliado a alguno de sus diferentes programas.

despido improcedente abogados zaragoza

Llevar un tiempo trabajando

En segundo lugar resulta fundamental estar cotizando durante un determinado período. La idea de esta prestación es ayudar a los trabajadores que han perdido sus empleos, por lo que si nunca has trabajado un día a nadie puedes ir olvidándote de este beneficio.

De hecho, deberás llevar por lo menos un año trabajado para poder ser un candidato a este beneficio. Se indica que la Seguridad Social le pagará al trabajador durante un período mínimo de 4 meses en aquellos casos donde su tiempo de cotización sea superior a los 360 días.

En el otro extremo, el organismo público te pagará un máximo de 2 años de desempleo, siempre y cuando lleves cotizando un tiempo superior a los 6 años.

Cómo se llega al desempleo

Finalmente es importante destacar que no cualquier situación de desempleo se considera apta para cobrar esta prestación. Aquí no tendrán validez aquellos casos en los que el trabajador se haya aburrido de su puesto de trabajo y haya decidido tomarse un tiempo libre.

Existen varias maneras de acabar con un contrato que harán válido el hecho de recibir esta ayuda. La primera de ella tiene relación con los despidos o la no renovación de los contratos, mientras que por otro lado también se tendrá en consideración a aquellos casos donde los sueldos o la jornada laboral se vean modificadas de manera súbita.

 

Y para más información, contacte con nuestro bufete